contactos con mujeres gratis en Delicias México citas con mujeres solteras El Pueblito México citas gratis grupos Saltillo México Soledad de Graciano Sánchez México citas por internet mujeres busca mujer Morelia chats eroticos gratis Ciudad Hidalgo Naucalpan web para buscar pareja Monterrey mejor web de citas Villa Nicolás Romero contactos eróticos mujeres Martínez de la Torre me gustaria conocer gente Tijuana mujer casada chica de sexo madura gratis San Francisco de Campeche mejor sitio web de citas San José del Cabo chat mujeres maduras Villahermosa conocer gente García México app donde conocer personas Tepexpan amigos San Nicolás de los Garza hacer amigos a los 40 Navojoa hombre soltero busca esposa Frontera conocer gente busco mujer soltera en Ciudad Cuauhtémoc México sexo amateur Guadalajara mujer madura busca pareja Manzanillo conocer mujeres conocer amistad gratis Cárdenas escort independiente Tultepec conocer la gente Delicias conocer mujeres solas Tepatitlán de Morelos personal matchmaking service in South Perth Australia Текстовые 约会你附近 嘉義市 WhatsApp другой мобильный телефон шпионит quantitative credit trading strategy

La mujer en la pre-historia.

A partir de lo planteado en el artículo publicado en la página web El Español, titulado “¿Y si el fuego lo descubrió una mujer? El libro que cambia la visión patriarcal de la prehistoria1” se evidencian los recientes descubrimientos de los arqueólogos relacionados con el rol de la mujer en la pre-historia, contrario a lo que se nos ha enseñado en la escuela y a través de los libros de historia, este artículo nos muestra a la mujer como un ser con habilidades y destrezas relacionadas con la caza y la creatividad, pues según los descubrimientos de un equipo de arqueólogos estadounidenses y peruanos, en el distrito de Puno en los Andes, se inhumó el cadáver de una mujer joven (8.000 años) con armas y objetos de piedra cortantes, esto nos muestra una faceta diferente a la que tradicionalmente nos habían enseñado, ya que estas herramientas demuestran que la mujer ejercía un rol activo como cazadora. De igual manera en este documento muestra los descubrimientos de los investigadores de la universidad de Alcalá de Henares y otras donde dan cuenta que muchas de las manos documentadas en las paredes de las cuevas prehistóricas de Francia y España, son de mujeres. Es decir, además de cazadoras también eran artistas. Estas evidencias que asignan roles más protagónicos a la mujer en la pre-historia y la alejan de la sencilla recolección de frutos, son la clara muestra de la necesidad de romper con la tradicional postura patriarcal de la predominancia masculina en tareas de fuerza, destreza y creatividad.

Las mujeres en la construcción de nuestro país.

Han sido muchos los intentos por hacer cambios significativos en el arraigado y tradicionalista punto de vista patriarcal en Colombia, ya que nos encontramos inmersos en un país donde cada vez es más lejana la equidad de género. Desde el punto de vista laboral, en Colombia, la inequidad salarial de las mujeres respecto de los hombres se calcula en un 20% y más, a escala mundial se considera que la brecha de remuneración entre hombre y mujeres es de 22.9%. Según las cifras del DANE los hombres ganan 21% más que las mujeres con el mismo nivel educativo, estas cifras cuestionan las políticas nacionales sobre las oportunidades de estudio y capacitación ofertadas a mujeres, ya que estas no son factor determinante frente a lograr un mejor salario en el país. Otra cifra que amerita ser analizada es la presentada por la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, donde muestra que el 55.3% de los hombres en Colombia obtiene una remuneración salarial entre los 1 y 1.5 salarios mínimos legales vigentes, opuesto al porcentaje de mujeres en este mismo rango de remuneración que es del 43.2%.

De igual manera se evidencia que el 53.1% de las mujeres recibe entre ningún ingreso o un salario mínimo, en comparación con la cifra de hombres en este mismo rango salarial que es del 39.8%. Estas cifras dejan ver la difícil situación económica y laboral en la que se encuentran las mujeres colombianas, pues este inmenso porcentaje se dedican a la informalidad o a tareas que no les representan remuneración alguna (cuidado de la casa o un familiar, etc.) Esta afirmación la corrobora el Ministerio de Trabajo, que refleja que el 60% de las mujeres ocupadas se encuentran en la informalidad o en el común llamado “rebusque” haciendo que no cuenten con un servicio de salud o un pago de pensión o cesantías. Cabe aclarar, que estas cifras han variado debido a la pandemia y a la crisis social y laboral en la que nuestro país se encuentra.

Al hacer una reflexión sobre las cifras anteriormente citadas, salen a la luz razones de peso por las cuales las mujeres salen a las calles a protestar o se organizan en colectivos para exigir no solo condiciones laborales justas, sino el reconocimiento del inmenso valor de su trabajo, sus capacidades y la falta de equidad en este mundo competitivo en relación a las oportunidades y a las condiciones que se les ofrece no solo en el campo laboral, sino en el académico, afectivo, social, etc.

A pesar de este panorama tan oscuro e incierto para las mujeres colombianas, siguen estando presentes en algunos campos que parecieran ser exclusivos para hombres, actualmente vemos mujeres conduciendo automóviles de carga pesada, desempeñando labores en el campo de la construcción y en la dirección de grandes empresas. Sin embargo, se continúan con los estereotipos sobre trabajos “exclusivos” para mujeres, ya que según cifras del DANE en Colombia hay 750.000 personas trabajando en el servicio doméstico y de ellas el 95% son mujeres, esto demuestra el concepto tradicional de “empleadas domésticas”.

Aunque las cifras y los números no estén a favor de las mujeres colombianas, hay algo que no se puede cuantificar y es la fuerza interior y la tenacidad de muchas de ellas: abuelas, madres, hijas, tías quienes diariamente se levantan, hacen las labores del hogar y salen a conseguir el sustento para su familia, trabajadoras incansables, quienes no pierden la esperanza de hacer de sus nietos, hijos o sobrinos hombres y mujeres con conciencia social, con anhelos de un futuro mejor en dónde no pasen por tantas dificultades que ellas conocen de memoria.

El llamado a través de este artículo, es a resaltar el valor infinito que tiene la mujer en la construcción de un país más justo, más diverso, más fuerte y más tolerante a pesar de las adversidades y el pensamiento patriarcal predominante.

REFERENCIAS

1 Barreira, D. (2021, 16 septiembre). ¿Y si el fuego lo descubrió una mujer? El libro que cambia la visión patriarcal de la prehistoria. El Español. https://www.elespanol.com/mujer/mujeres-historia/20210916/fuego-descubrio-mujer-cambia-vision-patriarcal-prehistoria/612189906_0.html

Barreira, D. (2021, 16 septiembre). ¿Y si el fuego lo descubrió una mujer? El libro que cambia la visión patriarcal de la prehistoria. El Español. https://www.elespanol.com/mujer/mujeres-historia/20210916/fuego-descubrio-mujer-cambia-vision-patriarcal-prehistoria/612189906_0.html.
Mujer y trabajo en Colombia: un panorama aún sombrío: Coomeva la cooperativa de los profesionales. (2017, 16 diciembre).

https://drive.google.com/file/d/1eYHTYeNtYIKxMLwfDPs6N-TkOi1CYJvF/view?usp=sharing

Por: Inés Fandiño Sánchez.
“No sabía que existieran pecados de hombres y pecados de mujeres”
Débora Arango